• Image of COLGANTE CANDY
  • Image of COLGANTE CANDY
  • Image of COLGANTE CANDY
  • Image of COLGANTE CANDY
  • Image of COLGANTE CANDY

Este colgante con mini cuentas de cristal japonés en tonos pastel y una lágrima recuerda a los collares de caramelo que comíamos de pequeñas, los que adornaban las palmas en semana santa.

Es muy dulce, delicado y más pequeño de lo que parece, por eso te lo muestro en la mano para que te hagas una idea de las proporciones.

La cadena es de plata chapada en una micra de oro, es tan fina que parece un cordón.
Y las lágrimas, piedra turquesa y ágata rosa, miden 6 milímetros (como un grano de arroz).

Largo de la cadena: regulable de 40 a 42 centímetros.